¿Qué es la Inspección técnica en edificios?

La ITE es una inspección obligatoria que se realiza periódicamente en edificaciones de más de 50 años de antigüedad, con el objetivo de comprobar su estado, conservación y seguridad, y asegurarse de que no son un riesgo para los inquilinos que lo habiten o transiten.

Si bien la primera inspección se realiza a los 50 años de vida del edificio, luego se realiza periódicamente cada 10 años. Es obligatorio en todas las viviendas, oficinas, naves y locales comerciales de España, aunque la normativa puede variar según la Comunidad Autónoma.

En caso de ser una comunidad de vecinos, la responsabilidad de realizarla recae sobre la propia comunidad, y si se trata de un inmueble particular, será responsable únicamente el propietario o propietaria.

La sanción por no pasar la ITE es de hasta 6.000€, aunque puede haber otras consecuencias, como la denegación de una hipoteca por no poder asegurar la habitabilidad de la vivienda.

¿Qué inspecciona exactamente el arquitecto técnico que realiza la inspección?

El arquitecto supervisará el edificio en busca de posibles deficiencias o fallos que dificulten su seguridad, centrándose en aspectos como:

  • La estructura y los cimientos, para garantizar la firmeza y estabilidad de la construcción.
  • El estado de elementos cuyo deterioro podría poner en peligro la seguridad de las personas, como son la fachada del edificio, los balcones, las azoteas, las cornisas…
  • El estado de las instalaciones generales de saneamiento, fontanería, electricidad y gas.
  • Los elementos que permiten la accesibilidad del edificio
  • Se puede inspeccionar dentro de algunas viviendas si se considera esencial para determinar las condiciones de la finca.

Una vez realizada la inspección, el arquitecto emitirá un informe cuyo resultado será favorable o desfavorable. El informe deberá quedar registrado como último paso para que tenga validez.

¿Qué hacer si el informe se declara desfavorable?

En este caso se deberán llevar a cabo las obras necesarias para resolver las problemáticas de la vivienda que han sido señaladas por el técnico encargado.

Los desperfectos graves deberán solucionarse urgentemente, pero el resto de defectos indicados en el informe tendrán un plazo para ser resueltos, que se basará en:

– El plazo para la solicitud de la licencia de obras
– El plazo para la reparación de las imperfecciones del inmueble
– Y finalmente, se pasará de nuevo la inspección con el fin de emitir un último informe declarado como favorable, para dar por concluida la ITE.

En caso de necesitar un presupuesto sobre el coste de la rehabilitación de tu inmueble o vivienda, en Creacivil podemos ayudarte. Nuestro equipo está formado por profesionales de todos los ámbitos, estando preparados para llevar a cabo reformas y obras de todo tipo.

Rehabilitación de edificios y fachadas es uno de nuestros servicios más demandados. Puedes comentarnos tu proyecto y solicitarnos presupuesto aquí, gratis y sin compromiso.

En caso de necesitar un presupuesto sobre el coste de la rehabilitación de tu inmueble o vivienda, en Creacivil podemos ayudarte. Nuestro equipo está formado por profesionales de todos los ámbitos, estando preparados para llevar a cabo reformas y obras de todo tipo.

Rehabilitación de edificios y fachadas es uno de nuestros servicios más demandados. Puedes comentarnos tu proyecto y solicitarnos presupuesto aquí, gratis y sin compromiso.

¿Debe mi vivienda pasar el ITE si la quiero vender o alquilar?

Para vender un inmueble, el vendedor debe entregar el “Certificado de Aptitud” a los compradores, el cual avalará la seguridad y habitabilidad del piso o casa. Se habrá obtenido en la última inspección, siempre y cuando se haya estado en la obligación de pasarla.

Sin embargo, existe una manera de vender tu vivienda sin necesidad de este documento. Si bien se debe informar siempre a los compradores sobre el estado de la ITE, ellos mismos pueden decidir eximirte de la entrega de la ITE. En este caso, la venta se puede realizar sin problemas, aunque debes tener en cuenta que normalmente pedirán a cambio una rebaja en el precio de venta.

Con el tema del alquiler es distinto. No es indispensable que la vivienda haya pasado la ITE para poder alquilarla, pero esto no quita la obligación legal de los propietarios de pasar la inspección, y de las consecuencias de seguridad y salubridad que pueden devenir para los nuevos inquilinos de no haberlo hecho.

¿Necesitas una reforma o construir un nuevo espacio?

Contacta y te ayudaremos