Nos encontramos ante una vivienda de una planta en pleno barrio de el cabañal. Se pretende ampliar el espacio interior, y se proyecta una doble altura para ubicar el dormitorio principal. La escalera que conecta con el comedor, une longitudinalmente las dos estancias. De esta manera, la planta baja albergará la cocina, el baño y el comedor, todo en un mismo espacio amplio y diáfano. Para dotar de mayor luminosidad la vivienda, se abre un tragaluz en la cubierta que ha sido reformada en su totalidad: impermeabilizándola y recolocando nuevas tejas para evitar goteras. También se han sacado las vigas originales y se han restaurado. En la pared lateral se ha sacado la piedra original de la vivienda, dándole un aire rústico y personal. El suelo porcelánico imitando a la madera le proporciona un aire moderno a la casa.

Ampliar el espacio interior

Se pretende ampliar el espacio interior, y se proyecta una doble altura para ubicar el dormitorio principal. La escalera que conecta con el comedor, une longitudinalmente las dos estancias.

Luz natural

Para dotar de mayor luminosidad la vivienda, se abre un tragaluz en la cubierta.

Cocina integrada

El suelo porcelánico imitando a la madera le proporciona un aire moderno a la casa.

Descubre el proceso y el resultado final