Ya queda poco para junio, ¡y para el verano! En esta ocasión, queremos hablarte acerca de las grandes aliadas del hogar para combatir el calor: las piscinas.

¿Tienes una piscina en casa? Entonces conocerás sus muchas ventajas: puedes bañarte cuando quieres, organizar fiestas refrescantes, hacer ejercicio físico en el agua, utilizarla como rincón de descanso y reflexión…

Si no tienes piscina y quieres conseguir una, ¡este artículo está hecho especialmente para ti! Si necesitas un presupuesto gratuito para construir tu piscina, contacta con Creacivil y nos pondremos manos a la obra.

Y ahora sí: piscinas de obra y prefabricadas, ¡descubre cuál es adapta mejor a tu estilo!

 

Piscina de obra: personalización completa

Una de las principales ventajas de las piscinas de obra es la personalización que ofrece. Al no estar construida, puedes hacerla con el diseño que más se adapte a tus necesidades. Puedes crear distintas zonas: infantil (con menos profundidad), zona de relax con chorros de agua para masajes, o una zona más profunda y larga para practicar natación.

Un aspecto a tener en cuenta: las dimensiones de la piscina. Dependiendo de lo que necesites, varían. Por ejemplo: si quieres una piscina solo para natación, te interesaría más una piscina larga y estrecha. Por otro lado, si quieres instalar un trampolín, te convendría más tener una profundidad mayor de la habitual. En Creacivil contamos con un equipo de expertos que podrán asesorarte según tus necesidades.

 


 

Mucha durabilidad

Las piscinas de obra están pensadas para durar muchos años, e incluso toda la vida. Si estás buscando tener una piscina duradera, no hay nada como una piscina de obra. Los materiales que requieren, como la cerámica o el hormigón, tienen una alta resistencia, y no te decepcionarán.

 


 

Aumenta el valor de tu vivienda

¿Sabías que tener una piscina en tu vivienda puede aumentar su valor de mercado? No solo puedes disfrutarla muchos años, sino que, en caso de que quieras mudarte, podrás recuperar la inversión que hiciste en su día, ya que podrías aumentar el valor del inmueble en hasta un 20%. Sea cual sea tu caso, puedes conseguir un gran beneficio.

Oferta construcción de piscina obra nueva

 

 

Piscinas prefabricadas: rapidez de instalación

Si necesitas una piscina pero no dispones de mucho tiempo, una gran opción serían las piscinas prefabricadas. Su instalación es sencilla, ya que al estar ya construidas, no tardarías más de un día en poder disfrutar de ella.

Tienes a tu disposición distintos tipos: piscinas de poliéster rectangulares, de ángulos pequeños, elípticas, con hidromasaje…

El poliéster es un gran material para las piscinas prefabricadas, ya que le permite adaptarse bien al terreno. Según tus necesidades y gustos, te convendría más un estilo u otro:

– Rectangular. Un modelo muy escogido. Suele incluir un escalón de seguridad antideslizante, escalera y un fondo plano de 1 metro y medio.

– Con ángulos pequeños. Un modelo muy interesante también, ya que se puede adaptar en muchos tipos de espacios.

– Elípticas. Suele ser menos común, por su forma circular e irregular, y suele incluirse en terrenos o viviendas de lujo.

– Alargadas. Ideal para hacer ejercicios de natación por su longitud.

– Estilo playa. Este modelo incluye un desnivel progresivo del fondo de la piscina, simulando la orilla de la playa.

– Con hidromasaje. Diseñadas para la relajación y el bienestar. Incluye sillones de hidromasaje y reguladores para controlar la fuerza de salida del agua.

 


 

Mantenimiento y limpieza

A diferencia de otro tipo de piscinas, las piscinas prefabricadas tan solo requieren unos pocos cuidados para poder mantenerlas limpias y con un mantenimiento adecuado. Limpiando la superficie, y utilizando productos como cloro, decantadores o alguicidas, puedes dejar tu piscina en buenas condiciones y lista para tu próximo baño.

 


 

Ahorro de dinero

¿Quieres instalar tu piscina ideal pero no quieres que afecte demasiado a tu bolsillo? Las piscinas prefabricadas son tu solución, ya que te permiten un ahorro de entre el 10 y el 20% respecto a otro tipo de instalaciones. Si quieres priorizar el ahorro, fíjate en otros aspectos más allá del tamaño o el modelo, como los materiales o accesorios. Dependiendo de estos factores, el precio variará.

Fuente: arquitecturaydiseno.es

 


Inconvenientes

Piscinas de obra:

– Obviando su larga durabilidad y calidad, su coste es mayor al de una piscina prefabricada.

– El tiempo de instalación es mucho mayor al de una piscina prefabricada.

– Su mantenimiento y limpieza requiere invertir más tiempo.

 

Piscinas prefabricadas:

– No se puede personalizar, ya que vienen con un diseño de fábrica.

– Sus dimensiones ya vienen establecidas, por lo que resulta difícil encontrar una piscina prefabricada si tienes unas necesidades concretas. Normalmente, no superan los 10,75 metros de longitud, 4,15 metros de ancho y 2,10 metros de profundidad.

– Su durabilidad es menor a la de las piscinas de obra, aunque el precio es más económico.

 


Enlaces de interés

Antes de acabar, ¿sabías que hay piscinas naturales muy bonitas en Valencia? Te dejamos un artículo de 7 TeleValencia para que conozcas estos precioso lugares, por si estabas pensando hacer una pequeña escapada para este verano.

¡Te dejamos también un vídeo de Estratos Homes por si necesitas saber más acerca de las piscinas de obra y prefabricadas!

¿Necesitas una reforma o construir un nuevo espacio?

Contacta y te ayudaremos